Gracias por vuestras palabras y por permitirme acompañaros durante un trozo de vuestro camino…

.

.

“Lluís Pérnias”: Yo era una persona muy poco amigo de este tipo de terapias, pero el tiempo me hizo cambiar por completo mi opinión. Charo es una persona muy trabajadora que sabe meterse en tu problema y buscar una solución. Lo recomiendo a todo el mundo que esté desencantado con otro tipo de terapias, a mí me ha funcionado.

.

.

Después de peregrinar durante años buscando la terapia que más me podía ayudar, conocí a Charo de forma casual. Una amiga me pidió que la acompañara a una constelación familiar para saber de que iba la historia y sentí un “flechazo terapéutico” en el momento que la conocí, supe que era ella la que me podía ayudar, en el momento de conocerla sentí que así sería, y puedo corroborar que así ha sido y continua siendo, y creo que será difícil no tenerla cerca.

Charo, me ha ayudado a valorarme, creer como persona y darme un lugar en la vida, de la cual estaba complemente perdida, valorar todo lo que hay en mi vida.

Con su terapia trato varios temas, y en una ocasión hice una constelación familiar en grupo y se la recomiendo a todo el mundo, ya que todavía me siento asombrada de todo lo que viví ese día y sigo viviendo todavía, porque la constelación no solo es ese día, también los días que van pasando.

Como persona, tengo pocas palabras para decirle, no porque no las merezca, sino porque todo y cuanto diga se quedará corto porque es excepcional y se vuelca con las personas y en ayudarte como nunca nadie lo había hecho.

Todo lo que le puedo dedicarle a ella, son buenas palabras y no es por cortesía, ni por hacerle publicidad, simplemente con verla y sentir el amor y dedicación que tiene con los demás las palabras sobran.
Por lo que os invitó a todos que estéis mirando esta web, que cualquier problema, inquietud o lo que necesitéis, acudáis a ella, porque como esté en su mano, no os defraudará.

Podría extenderme durante horas, pero su mejor carta de presentación es ella misma.

Gracias Charo por todo!
Estaré siempre agradecida
Un abrazo enorme

.

.

“Verónica S.”: Desde el mes de noviembre 2013 hago terapia con Charo… cuando uno toma la decisión de hacer terapia tiene muchas dudas … al conocer a Charo estas se van desvaneciendo.

Enseguida te sientes arropado y en confianza para poder “explicarte” y “trabajar”… una excelente profesional que te acompaña en tu viaje con ternura y amor …encontrarás en ella una doula emocional para nuevos aprendizajes …combinación ideal y eficaz para poder CREAR … gracias, te quiero.

.

.

“Gemma Vilà”: La terapia con Charo me ha aportado herramientas que puedo utilizar en mi vida diaria. Me ha servido para tomar decisiones importantes y para suavizar o resolver determinados problemas/inquietudes, para aceptarme y para valorarme, para actuar para mi bienestar, etc. Ella es una PERSONA HUMANA de esas que con su granito de arena hacen que el mundo sea un poquito mejor. Gracias Charo!

.

.

“Begoña V.”: Sabiendo que Charo trabaja con la interpretación de sueños, un día le pedí que me ayudase para “interpretar” un sueño que tuve. Cual fue mi sorpresa que me propuso hacerlo de una forma parecida a la que se trabaja una constelación familiar. Fue toda una experiencia. Me ayudó a ver más allá del “significado” del sueño. Fue una guía para que yo misma lo “descifrara”, ayudándome a tomar conciencia y ver con claridad la situación real que estaba viviendo. Una guía con una profesionalidad, un tacto y un respeto que se agradece cuando uno expone su intimidad y fragilidad. Gracias Charo!

.

.

“Elisabeth C.”: Una constelación bastó para encontrar el hilo que me llevó a un trabajo intenso. Charo, con una profesionalidad exquisita, me acompaña a observar mis sombras como madre, como hija, como mujer… Es un proceso lento y personal, en el que yo escojo aquello en lo que quiero profundizar, solo cuando estoy preparada, y avanzo así con paso seguro hacia el conocimiento y encuentro de mi misma y, con todo ello, al perdón y la reconciliación. Siempre agradecida por su gran respeto y amoroso acompañamiento.

.

.

“Lola Avilés”: Me ayudaste con tu luz a ver mi camino. Y sólo puedo darte las gracias pues eres una MAESTRA…

.

.

“Lila Lorenzo”: Gracias a las constelaciones que he tenido la suerte de recibir con Charo, me he reconciliado con partes de mí y de mi sistema familiar que desconocía por completo. La forma en que Charo guía y facilita que suceda lo que tiene que suceder es de una gran profesionalidad y mucho corazón.

Me siento muy afortunada de haberla conocido.

.

.

“Ana Plantier”: Gracias a las constelaciones que he tenido la suerte de recibir con Pues que decir….he hecho contigo unas constelaciones de grupo y creo que 3 sesiones individuales. Me gustaran mucho y a su momento fueran muy importantes. Es una herramienta muy importante. Todas las veces me ayudaran a ver la verdad del que pasa y también que ha veces se quiere mucho una cosa pero uno mismo no lo esta abierto a recibirla. Me acuerdo que las sesiones individuales (tanto con los muñecos como con las huellas) fueran muy importantes para mi, pues estaba en un momento muy débil emocionalmente de mi vida.GRACIAS. También me encanto el hecho de seres sensible y me entenderes todas mis sensibilidades. Eres muy Amable y dedicada de corazón. GRACIAS no olvido tu ayuda! “Obrigada”

.

.

“Encarna López”: Mi experiencia en Terapia de Constelaciones Familiares, es positiva y con soluciones rápidas en los temas que he tratado. Gracias a CHARO , que es una persona que ha contribuido a enriquecer mi vida , participando en sus talleres he aprendido cosas sobre el Amor , la Vida y la Muerte. Estar en el lado de la comprensión y el entendimiento, de personas y situaciones del momento. Observar para aprender , no para controlar es algo muy hermoso, hay que experimentar con las herramientas positivas que nos ofrece la vida.

—-Uno de los temas más importantes que he resuelto , fue el abandono de mi padre , cuando tenía 17 años se marchó de casa; a los diez años apareció en la boda de mi hermano y su relación fue distante . Cuando realicé la Terapia de Constelaciones Familiares , mi sorpresa fue que me empezó a llamar por teléfono todos los Domingos por la mañana y así empezó mi relación con mi padre. Desapareció el enfado y entendí que no estaba preparado emocionalmente para una relación y que con el tiempo se acercaría a mí y tendríamos una oportunidad de visitarnos y disfrutar del tiempo perdido . Él confesó su arrepentimiento de su decisión , que por una rabieta con mi madre , desapareció de nuestras vidas y por su inseguridad escogió la vía más rápida , la evasión.

.

.

Rosa M. Calvo”: Por resumir diría que en el año en el que recibí terapia aprendí varias cosas, a relativizar por ejemplo, nada es tan importante como para amargarnos la vida, que todo depende del prisma con que lo mires y a aceptar las cosas como vienen sin engañarse, a conocerse y a tratarse uno mismo con naturalidad, a no criticarse ni intentar justificarse.

En fin, a llevar la vida con más facilidad y como me dijiste en una ocasión “a no hacer míos problemas que no lo son”.

.

.

“Aldo Barragán”: En todas las sesiones de terapia que he hecho con Charo, ella siempre ha sabido identificar muy bien dónde radicaba mi “nudo” principal para poder trabajarlo de forma directa. Su forma de conducir la terapia me ha ayudado a resolver dicotomías que me conflictuaban y, de paso, a conocerme mejor. La recomiendo.

.

.

“Sarah Bonavia”: El trabajo que Charo hizo conmigo marcó importantes cambios y sanaciones en mi vida. Desde un trauma muy fuerte en mi niñez hasta el acompañamiento después de la muerte temprana de mi madre, hace tres años. Todo utilizando terapia, constelaciones, Flores de Bach, hasta llegar a temas espirituales muy profundos. No sé qué más decir, sólo que yo sin Charo, hoy, seguramente, no sería quien y como soy y no hubiese podido empezar a ver la vida de una forma diferente. Muchas gracias de corazón Charo, no te olvidaré nunca.

.

.

“M.M.”: Gràcies per ajudarnos a fer perles amb les nostres pedres. Gracias por ayudarnos a hacer perlas con nuestras piedras.

 

 

 

 

.

 


.

error: